Estufa a gas o de inducción, ¿qué es lo mejor para tu cocina integral?

Consejos (ideas) para decoración de cocinas integrales modernas
Consejos para decorar una cocina integral moderna en Bogotá
octubre 2, 2018
¿Estufa a gas o de inducción? Elige lo mejor para tu cocina integral

En estos tiempos modernos, donde la cocina en el hogar es un sitio habitual de trabajo, debido a que nos da gusto preparar una buena comida para compartir en familia o con los amigos y poner a prueba nuestras habilidades gastronómicas, nos interesa disponer de un sitio cómodo que tenga buen equipamiento para lograr ese objetivo.

Generalmente no conocemos la diferencia entre una estufa a gas o de inducción y a la hora de decidir lo mejor, no sabemos lo suficiente para tomar la mejor elección.

Por esa razón, a continuación te daremos algunos argumentos que te ayudarán a tomar la decisión más acertada al seleccionar qué tipo de estufa le conviene más a tu cocina integral (si es nueva, puedes integrarla mucho mejor dentro del diseño).

De esa manera tendrás el “sartén agarrado por el mango”, es decir, podrás tener un equipo de cocina que te brinde la seguridad, comodidad y rendimiento adecuado.

¿Cuáles son las ventajas de estos dos tipos de estufas?

Entre las estufas a gas y las de inducción, existen diversas ventajas que es bueno conocer, por lo que aquí te expondremos solo algunas que se amoldan a las circunstancias actuales, aunque puedan influir también otros factores como la distribución, espacio y decoración de tu cocina.

Primero, la que hemos conocido toda la vida: la estufa a gas

Quemadores de estufa a gas en Bogotá

Es el tipo de estufa más antigua por la forma como se cocinan los alimentos: el fuego, lo cual hace que sea de bajo consumo y rápido calentamiento, además que admite todo tipo de recipiente de cocción.

No obstante, también tiene ciertas desventajas que muchos de nosotros hemos experimentado en nuestras viviendas actuales (aún existe un porcentaje alto de construcciones que eligen este tipo de cocina por su precio).

Una de las principales es su difícil mantenimiento, ya que por lo general, se acumula suciedad de laboriosa remoción en sitios de complicado acceso, requiere además, estar permanente pendiente de la reposición de la bombona de gas (únicamente en los lugares donde aún no existe red de gas natural) para evitar que se agote, y esta puede representar grandes riesgos a la hora de un escape inesperado.

También debes tener en cuenta que los sistemas de cocción a gas pueden tener fugas del mismo y esto es altamente peligroso, debido a ello deberás solicitar revisiones periódicas (que pueden variar dependiendo de la ciudad donde te encuentres).

La nueva favorita: la estufa a inducción

Mientras que la estufa a gas es el tipo más antiguo, la estufa a inducción es la más moderna.

Alimentada con energía eléctrica, nunca tienes que preocuparte porque se agote y ofrece una serie de ventajas como la rápida cocción de los alimentos, la posibilidad de programar el tiempo que debe funcionar para garantizar que los alimentos estén a punto para su consumo.

¡Dile adiós a los alimentos pasados de cocción!

Además, el vidrio no se calienta sino solo el recipiente, evitando que se produzcan accidentes a la hora de preparar los alimentos. En comparación a las estufas de gas, las de inducción son de fácil y rápido mantenimiento.

Como no todo es perfecto, luego de haber usado tu estufa a inducción es recomendable que esperes un tiempo prudente para limpiarla, de lo contrario a largo plazo esto puede causar cierto deterioro en su superficie.

Y, ¿qué hay de la la economía entre estufas a gas y de inducción?

El primer criterio debe ser nuestro poder adquisitivo, pero el segundo, es la posibilidad de adquirir el equipo que nos garantice la mejor relación precio-valor.

Un sistema de cocción a gas gana generalmente por ser la opción de menor precio en el mercado, sin embargo la estufa a inducción si bien requiere hacer en principio una inversión mayor, sus ventajas amortizan con creces el gasto inicial.

Recuerda que para viviendas o cocinas pequeñas, una estufa a inducción evitará costos en mantenimiento, revisiones periódicas y apertura de ductos de ventilación como sucede con las de gas.

¡Cuéntanos si tienes una cocina a inducción o a gas y cómo ha sido tu experiencia con ella!

 

En Spacios Integrales te ofrecemos una completa asesoría para que puedas integrar un sistema de gas o de inducción dentro de la remodelación o construcción de tu cocina integral de tu casa, apartamento o finca. ✉ ¡Contáctanos y pide una cotización!

Deja un comentario